Email~contacto

vozcolorvida@gmail.com

Síguenos

  • Facebook

© 2019 por Voz Color Vida. Agradecimiento a  Wix.com

  • Carmen Ruiz

La renovación y el sentido mágico de la Vida

Como decía Rosana, mi canta-autora favorita en su canción:


Magia es probar a volcar lo que hay en el fondo de ti. Magia es verte sonreír. Magia es probar a saltar sin mirar, es caer y volver a empezar....

Es tocar un sueño,

es el mapa de un suspiro, es lo que hay cuando te miro, es el duende del latido de tu corazón…..


Estas son hermosas palabras que expresan sutiles sentimientos y cantos susurrantes de cambio y renovación.

Doce meses que tiene un año, desde Enero hasta Diciembre en nuestra cultura occidental, igual que doce signos del Zodiaco que casi casan con los meses de un año natural.

Estamos a un paso de saborear las doce uvas tradicionales que comidas enteras con huesos y piel, simbolizan nuestra fuerza y voluntad por superar todas las vivencias que nos ofrezca el próximo año, que por cierto es bisiesto.

Un nuevo ciclo comienza a modo de camino iniciático con doce etapas, cada una de ellas nos ofrecerá distintos aprendizajes, sincronicidades, ajustes y posibilidades, cambio y transformación. Viviremos momentos de lucha y de rendición, de fluir y aceptar, de amar o rechazar, de brillar u ocultar...

Imágenes duales que forman parte de este hermoso juego de vivir.

¿Estamos preparados para esta nueva vuelta circular?

En las tradiciones ancestrales celtas, se consideraba la rueda de las estaciones, con ocho celebraciones importantes que coincidían con los solsticios y equinoccios y con los puntos centrales entre uno y otro. Ocho festividades mágicas que manifestaban el espíritu del compartir, del agradecimiento por las cosechas obtenidas, celebrando la conexión con la Naturaleza, así se entretenían de una forma más sencilla y lógica, podríamos decir más natural.

El círculo es la figura que mejor representa este movimiento cíclico, del eterno retorno y otros conceptos percibidos como ciclos que comienzan de nuevo en cuanto concluyen. En un sentido más general simboliza el tiempo y la continuidad de la vida.




Acaba de pasar la festividad de Yule, que es la celebración del solsticio invernal. Acaba de pasar la noche más larga del año y hemos tenido la oportunidad de tomar consciencia del Renacimiento de la Luz, por eso en esta época vivimos el vestigio de poner luces de colores que nos iluminan, representamos con el árbol de navidad ese contacto con la naturaleza, el color verde y rojo se hace de notar en nuestros adornos navideños, el dorado y plateado que simbolizan al sol como dador de luz y calor y a la luna como dadora de esa energía poética y emocional.

Desde el día de Navidad hasta el día de Reyes, el 6 de Enero, hay doce días que representan nuevamente, "ese camino iniciático" que fluye desde el nacimiento hasta la adoración simbolizada por los famosos tres Reyes Magos, que van a visitar al Nuevo Rey que ha nacido en un portal de Belén. Le ofrecen tres regalos:

Oro por ser Rey. Incienso por su Divinidad. Y mirra por su Redención. Son regalos muy simbólicos que podemos adoptar en nuestra propia valoración interna, sintonizando con la realeza, divinidad y la capacidad de transformación que todo ser humano tiene en su potencialidad.

Todas estas sublimes cualidades nos ofrecen la elección de vivir con un sentido mágico, este camino evolutivo que paso a paso, abre nuestro corazón y desarrolla nuestra capacidad de Amar.

Hemos hablado de la tradición celta muy relacionada con la magia natural, es decir la magia que procede de la naturaleza, de los árboles, de las plantas y de los cinco elementos. Esta filosofía y modo de vida les permitía a nuestros antepasados entrar en meditación y contemplación, tan necesarias hoy en día para salir de la rueda del estrés moderno y de la falta de tiempo.


Os propongo ahora un ejercicio práctico para encontrar el sentido mágico de la vida, y realizar esta magia en nuestras vidas….

Os invito un momento a interiorizaros respirando profundamente para conectar con esa sabiduría interna que tenemos, y que en este momento va fluyendo….

La magia es …..transformación,... deseo,... ilusión,... creatividad,…. intención,…. observación,.. cambio,... transmutación,… alegría,... encantamiento,... sorpresa,... milagro,… fascinación,... atracción,... alegría, es algo increíble.



Os animo a utilizar un recurso muy práctico:

La meditación creativa....

Si unimos este recurso con el don que traemos de nacimiento y que nos acompaña siempre, daremos vida a nuestras recreaciones. Toda la información necesaria para ser creadores y creativos en la vida ya la tenemos, solo hace falta ponerla en movimiento, en acción. Por eso quiero hablar de la meditación creativa que sería "la varita mágica".

Ésta se produce cuando nuestras ondas cerebrales entran en modo alpha o theta, esos estados un tanto alterados de consciencia, en el que la inspiración y la imaginación junto a la intuición aparecen de forma natural por nuestras capacidades evolutivas tras-sensoriales.

Estamos continuamente interaccionando con “el campo de información que está a nuestro alrededor, de una forma más o menos consciente. Traemos de serie en nuestros códigos genéticos, una cantidad de información ancestral impresionante. Somos procesadores de memoria andantes. Sólo se trata de saber utilizarlo. El proceso creativo es un proceso de re-son-ancia, es decir aquí aparece el sonido,

”decimos por ejemplo bailar al son de la música”, como fuente creadora que pone todo en movimiento generador.

La magia ocurre en el momento que nos atrevemos a soñar o a imaginar. Que se lo digan a los grandes inventores, a los grandes genios de nuestra humanidad.

Os invito a tener en cuenta lo siguiente para vivir esta magia tan especial, que se origina en nuestro corazón y trasciende las leyes de espacio y tiempo:


* Ponemos una intención clara,

* Sentimos Confianza y Amor total,

* Movemos la energía de nuestro entorno, siendo conscientes de nuestro don,

* Y fluimos, dando las gracias.


Te deseo 2020 nuevas bendiciones....

Gracias.

Mª Carmen R.A.